November 08, 2010

Una lógica sólo para judíos

Parece que el Profesor Shlomo Avineri corta, una por una, las ramas de la lógica que pretende mantener

Salman Masalha

Una lógica sólo para judíos

El Profesor Shlomo Avineri hace preguntas difíciles, desea discutirlas y agrega: “Cualquiera que apoya como yo una solución de dos Estados para dos pueblos y desea ver a los ciudadanos árabes de Israel ganando plenos derechos igualitarios puede, e incluso debe formularlas” (“Las preguntas correctas”, Octubre 5)

Los temas que conciernen al entramado de las tribus existentes en este país no son simples. La definición de lo que es un pueblo, en este contexto, es absolutamente complicado, ya que los dos pueblos se encuentran en las etapas de formación. A todo lo largo de la historia de la humanidad, unas naciones han desaparecido y otros individuos se levantaron una mañana sintiendo que eran una nación y comenzaron a interactuar como tal dentro de un contexto político y cultural.

Las preguntas que el profesor Avineri quiere formular son complicadas. Pero la complicación es sólo aparente, porque en el momento de leer sus argumentos parecería que corta las ramas de la lógica que pretende mantener. Supongamos que es realmente cierto que “la mayoría de los ciudadanos judíos israelíes distinguen entre ‘el Estado de Israel’ y ‘la tierra de Israel’, tal como él argumenta. Se desprende la pregunta de por qué el demanda algo diferente de la otra parte cuando dice, “debería estar claro para nosotros, y para ellos que Acre, Jaffa, y Be’er Sheva no son parte de Palestina”. Si esta es la lógica que lo guía, la misma debería aplicarse para la otra parte, entonces, ¿por qué debería distinguirse entre el Estado de Palestina y la tierra de Palestina? Por consiguiente, no hay contradicción en considerar que Acre, Haifa y Jaffa son parte de la tierra de Palestina, aún si no serán parte del Estado de Palestina –así como Hebrón será simultáneamente parte del Estado de Palestina y de la tierra de Israel- De esta manera funciona la lógica sana, la manera en que la gente sana funciona en el ámbito de las leyes internacionales.

La segunda pregunta que plantea el profesor Avineri también es problemática. “La segunda pregunta está dirigida a los ciudadanos árabes de Israel. Algunos de sus dirigentes prefieren denominarse a sí mismos como ‘palestinos ciudadanos de Israel’, y es, por supuesto, su derecho. Pero es imposible ignorar el hecho de que con la creación de un Estado palestino independiente, tal denominación resulta problemática”, escribe el profesor Avineri.

Continuando con las líneas de esta lógica, veamos la cuestión así: la pregunta se dirige a los judíos ciudadanos de diferentes países. Algunos de sus dirigentes prefieren llamarse a sí mismos judíos ciudadanos de los Estados Unidos, de Francia, de Rusia, etc., y así es su derecho. Pero es imposible ignorar el hecho de que con la creación de un Estado israelí independiente aquella definición es problemática. ¿Acepta el profesor Avineri que esta cuestión también es problemática?

Y, en el mismo contexto, será interesante saber a qué nación, según el citado profesor, pertenecen figuras como Benjamín Disraeli, Alphonse Ratisbonne y el compositor Felix Mendelssohn. ¿Al pueblo judío? Y si no, ¿por qué? Se podría ir lo suficientemente lejos como para decir que si el chico judío más famoso llega al aeropuerto Ben Gurión, por segunda vez, y pide afincarse en Israel y pedir la ciudadanía, ¿los representantes el profesor Avineri lo enviarían, en el mejor de los casos, de regreso en el primer vuelo internacional? Para recordarle solamente al profesor Avineri, el nombre de ese chico es Jesús.

Parece que estas preguntas son inconcebibles desde su perspectiva y es por esto que casi ni quiere considerarlas. De todas estas consideraciones queda demostrado que el profesor Avineri sube por las ramas del árbol que él mismo plantó y cultivó pero que, abrupta y repentinamente, las tala con sus propias manos al punto de convertirse en un talador profesional.

Está bien que el profesor Avineri desee ver “completa igualdad civil para los ciudadanos árabes israelíes”, pero para que esa igualdad sea total, también debe haber una igualdad lógica. Y en este punto no he sido capaz de comprender la lógica de sus palabras.
*
Traducido para
Rebelión por J.M. y revisado por Caty R.

Source

***
For English, press here
For Hebrew, press here
_____________________________

Share:


Facebook comments:
  • another title

    المتابع من أبناء جلدتنا لما يجري في هذا العالم الواسع يجد نفسه أمام ظاهرة فريدة. فلو نظرنا إلى ما يحصل من أحداث نرى أنّ القاسم المشترك بينها هو أنّ غالبيّتها هو مواقع وقوعها الجغرافية. إذ نرى أنّها تحدث في الأصقاع التي توصف بانتمائها إلى العالمين العربي والإسلامي.

Press photo to Email

Classic

***
Jazz




Translated Posts

 
  • another title